Inicio Vitamina B12 Aprovecha tu propia vitamina B12

Aprovecha tu propia vitamina B12

584
2
Compartir

Una de las sustancias de las que los veganos suelen tener carencias es la vitamina B12. De hecho, la dificultad de su ingesta estriba en que es una vitamina de origen exclusivamente animal. Hoy día no hay problema, pues se añade a la dieta mediante suplementos de origen industrial y problema resuelto.

Como acabamos de decir, la vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal, ya que está presente sobre todo en el hígado y en los riñones de las reses, además de los músculos.  También los pescados y mariscos proporcionan una buena cantidad de vitamina B12. Los huevos y los lácteos son, de igual manera, una buena fuente de vitamina B12. Los alimentos vegetales nunca tendrán presencia de la B12, salvo que estén contaminados por ella.

La Unión Vegetariana Española suministra una completa lista de los alimentos que son fuente de B12.

Esta vitamina, llamada también cobalamina, (observa el átomo de Cobalto) porque el centro de la molécula tiene un átomo de cobalto, es esencial para el metabolismo, el sistema nervioso, la formación de sangre y de diversas proteínas, la síntesis del ADN.

Esta vitamina no puede ser sintetizada ni por plantas, ni por animales ni por hongos. Es sintetizada por bacterias y por archaea (que son un tipo de organismos similares a las bacterias, pero más antiguas y que siguieron una evolución diferente).

Ya entramos en materia… cuando hablamos de bacterias.

Déficit de B12

La ausencia de esta vitamina afecta principalmente a la producción de sangre y al equilibrio neuropsiquiátrico. Como hemos dicho más arriba, la B12 participa en la construcción del ADN, y en efecto, uno de los problemas que se producen cuando existe déficit de B12 es el hecho de que el ADN de los glóbulos rojos tiene una síntesis defectuosa. Esto se conoce como anemia megaloblástica. Esta enfermedad se da no sólo en ausencia de la B12, sino también con la B9 (ácido fólico) y generalmente con las dos a la vez.

Otro problema que conlleva el déficit de B12 es la pérdida de la mielina en los nervios y en la médula espinal. Este cuadro, según su gravedad, puede producir desde disfunciones sensoriales hasta alteraciones y enfermedades mentales.

 

Vitamina B12 e intestino humano

La vitamina B12 se produce en el intestino de los animales y de los seres humanos, gracias a las bacterias que habitan en ellos. La cepa bacteriana pseudomonas Denitrificans y alguna otra, producen esa vitamina en el intestino humano. Siendo así ¿por qué los seres humanos tenemos déficit de esa sustancia si no la ingerimos?… porque se produce en una porción del intestino en la que ya no es capaz de ser absorbida, y tan solo puede ser defecada.

Ni que decir tiene que la pseudomonas denitrificans es usada en la industria para la producción, mediante fermentación, de vitamina B12. No hay problema para los veganos en ese sentido.

Las personas pueden ser deficitarias en B12 por distintos motivos, incluso acumulativos, que van desde la no ingesta hasta la ausencia del llamado factor intrínseco, pasando por daños en el íleon, zona del intestino delgado donde se produce su absorción. El factor intrínseco es una proteína que producen las células parietales del estómago, y que es necesaria para dirigir la B12 hasta el íleon. Si, por cualquier motivo, la mucosa gástrica no produce FI, la B12 no podrá llegar hasta el íleon, y por tanto no será absorbida. Se desperdiciará…

Hay muchos estudios que confirman que la B12 se produce en el intestino humano, pero que no es posible que se aproveche. Estudios realizados en Inglaterra en los años 50 demostraron que personas con anemia megaloblástica se curaron tras ser suministrada la B12 de sus propias heces. Referencia.

En efecto, la B12 se produce en el colon, mientras que la absorción de nutrientes se produce en el intestino delgado, es decir en el íleon. Dicho de otra manera, se produce demasiado tarde y solo queda obtenerla desde fuentes externas.

¿O quizás no?

¿Podemos aprovechar nuestra propia B12?

Quienes me hayan leído a lo largo de estos años, sabrán ya que no me gusta ir a lugares comunes. Mis artículos suelen aportar alguna novedad o no los hago.

Preparar un artículo me suele llevar meses de reflexión. En este caso, llevo años construyendo la idea base del artículo, que es precisamente este apartado: ¿podemos aprovechar nuestra propia B12?.

Viene a cuento un estudio, realizado por Albert et al. (ver reseña) en el que es destacable el hecho de que emigrantes indios en Inglaterra sufren déficit de B12. Me viene a la cabeza el caso del matemático Ramanujan, quien murió debido a una enfermedad desconocida y mal diagnosticada (ver aquí) pero de la que se dice expresamente en el documento que se pudo deber a la ausencia de Factor Intrínseco y por tanto a la no absorción de vitamina B12.

Albert et al. teorizan sobre por qué muchos indios manifiestan déficit de B12 al llegar a Europa y al hecho de que, tras pasar unos meses en tierras inglesas, y siendo vegetarianos tanto en la India como en Inglaterra, en su país no presentan déficit de B12 mientras que en Europa sí. Y la constatación de que los indios que emigran a Inglaterra tienen menos B12 en sus intestinos.

Y la respuesta que se dan es variada e implica frecuentemente poner el dedo en la llaga de varias diferencias en el estilo de vida y civilización de la India y los países europeos:

  • El agua en la India, en muchos casos, está contaminada por heces humanas y de animales. Este agua no solo se bebe, sino que sirve de baño.
  • Normalmente se defeca en el campo, y no en letrinas o sistemas sanitarios que conducen las heces al alcantarillado, y de ahí a las depuradoras, o a un curso de agua alejado.
  • La manera que tienen los indios de limpiarse cuando van al baño, es radicalmente distinta de la nuestra. Ahora profundizaremos en eso.

Limpiarse con la mano: absorción cutánea

Resulta que la mayoría de los indios se limpian con la mano cuando defecan, y luego se lavan la mano con agua. Después se duchan. Su costumbre es defecar a primera hora de la mañana, justo antes de ducharse. Y limpiarse con la mano es una costumbre que tiene una gran importancia a los efectos que nos importan ahora, es decir, la absorción de B12 a través del contacto de las heces con la piel.

Esta es una causa importante de que ellos no tengan déficit de B12 a pesar de su vegetarianismo.

Pero no sólo esto. Es que el hecho de beber aguas con contaminaciones fecales, muy normal en la India, hace que sus intestinos generen más B12 que en Europa.

Pero vamos con lo que nos interesa: la absorción de la B12 a través de la piel. Veo que no soy el único que ha pensado en ello, y de hecho ya hay quienes, en el ámbito de la curación del Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), proponen curarlo mediante la ingesta de altas dosis de B12. En este foro se habla de esta forma de absorción. Por todas partes existen sugerencias de parches de B12 y pastillas sublinguales.

El hecho es que la B12 es susceptible de absorción cutánea y es muy posible que la práctica diaria de limpiarse al defecar con la mano pueda proporcionar los microgramos diarios necesarios para evitar el déficit que nos lleve a enfermar.

2 Comentarios

  1. Hola, gracias por el blog, muy explicativo y con info que no en español muy interesante! Gracias por tu compartir.
    El artículo está muy muy interesante, pero me deja una duda que espero me puedas guiar, si consumo suplemento de B12 pero en mi estómago no se produce la proteína (factor intrínseco) para ser digerida hasta el ileon, el problema de déficit seguirá? Cómo saber si produsco o cómo ayudar a que esa proteína exista en estomago?
    Según tu análisis, con respecto a los suplementos de B12 es más efectivo el consumirlo vía oral o cutánea.
    Hace un tiempo me hace ruido el tema de que todo lo que excreta (fecas, transpiración,orina) nuestro cuerpo es casi algo que no se debe ni mencionar menos tocar, que todo debe ser” pulcro”, una construcción social que así como lo planteas incluso nos enferma.
    Gracias, saludos!

    • Hola Loreto:

      Si te falta el factor intrínseco continuarás con el problema de déficit. En internet tienes mucha información sobre el factor intrínseco. En cuanto a que todo lo se excreta es algo tabú o sucio, en cierto modo tienes razón. Culturalmente hemos aprendido que no han de tocarse las heces ni la orina, porque son un foco de infección. No obstante, todas esas costumbres son eso, culturales. Hay sitios en los que usan la orina de varias maneras, incluso ingerida. La orina, por ejemplo, no es un producto de deshecho, como podríamos pensar, si no más bien el resultado de la osmorregulación. https://es.wikipedia.org/wiki/Osmorregulaci%C3%B3n

      Para mí, el hecho de que en ciertas culturas, o los animales, adquieran su B12 mediante la ingesta de alimentos contaminados, o por vía tópica, es suficiente para plantear otras posibilidades en el caso de los seres humanos.

      Saludos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here