Inicio ahorrar Cómo ahorrar dinero mes a mes

Cómo ahorrar dinero mes a mes

1268
4
Compartir

¿No llegas a fin de mes y todo tu sueldo se lo “come” la hipoteca?… ¿No sabes qué hacer para bajar las facturas?… vamos a indagar ciertas buenas costumbres que en pocos meses conseguirán equilibrar tu presupuesto y, lo que es más importante, mejorará tu salud. Aprovecha los periodos de pobreza para reconstruir tu cuerpo y dejar que actúen los mecanismos naturales de curación.  Es decir, aprovecha las “vacas flacas” para adelgazar y eliminar posibles enfermedades.

Mi abuelo era farmacéutico y tenía la farmacia en un barrio céntrico de Madrid. Él siempre contaba que muchos de clientes se curaron de múltiples enfermedades del tracto digestivo durante la guerra civil. La guerra impidió que la población madrileña comiera a sus anchas, pues el bloqueo a que fue sometida la ciudad impidió que llegaran alimentos. Los alimentos eran escasos y malos, así que hubo que dejar de comer. Pues bien, según mi abuelo, la mayoría de esos clientes se curaron de sus enfermedades digestivas, gracias al ayuno forzado.

Eso no es más que la contrapartida de la sociedad de la abundancia: a más poder adquisitivo, más enfermedades provocadas por la alimentación.

Bien, empezamos…

  • Aprovecha que no tienes dinero para dejar de beber, no ya alcohol, cualquier bebida que no sea agua. Siempre has pensado que el alcohol no te sentaba bien, pero nunca has podido dejarlo. Pues bien, este es el momento. ¿Cuantas cañas te tomas al mes?… y ¿cuantas en terraza de verano?… Hummm echemos cuentas. Una caña de cerveza cuesta (precio del 2016) 1,50 € y si bebemos dos o tres cañas diarias, eso nos arroja un total de 135 €. Yo no digo que uno se beba eso todo el año, pero los hay que sí, unas veces cañas, otras veces vinos… Y eso si no añadimos unas tapitas o raciones de vez en cuando… porque entonces la cosa puede subir a los 160 o más. ¿Y qué hay de las bebidas gaseosas?… pasa igual, e incluso son más caras. Bien, pues aquí ocurre lo mismo que cuando dejas de fumar, que ganas el doble, por la salud que recuperas y por el dinero que te ahorras. Si tienes sed, bebe agua del grifo, que seguro que te sienta mejor y, si quieres, puedes filtrarla.
  • Deja de fumar.  El paquete de tabaco oscila entre los 3,5 € y los 6 e de los puros. ¿No tienes dinero?… pues deja de fumar. No hace falta que te diga cuanto vas a ganar en salud, pero podemos echar cuentas de lo que vas a ahorrar en dinero: pongamos que fumas cinco cigarrillos al día, el paquete te va a durar cuatro días, o sea que tendrás que comprar unos siete paquetes al mes. O sea, unos 34 € al mes. Ya estamos ahorrándonos 170 €.
  • Deja de comer en el bar del trabajo. Hazte tu propia comida. Además así vas a evitar esas grasas que no sabes de donde proceden y que siempre te dejan esa digestión tan pesada. ¿A cuanto sale el menú que te pagas todos los días allí?… los hay muy baratos (peores, porque los ingredientes con los que cocinan son de menos calidad, léase aceites y grasas) de unos 8 ó 9 € y los hay más caros y de mejor calidad. Pongamos, en mi caso, yo como en un restaurante de bastante calidad cerca del Museo del Prado, en Madrid, en el que la comida está muy bien hecha pero el menú es de 14 € y como dos días a la semana allí: 14€ * 2 * 4 semanas al mes = 112 €. Ya estamos ahorrándonos 282 €. Aquí no vale con quitar el precio de la comida y ya está, porque uno debe comer todos los días, pero vamos a organizarlo de la siguiente manera:
    1. La comida me la hago en casa cada noche. Puedo preparar comidas a base de guisos (para varios días) o a base de ensaladas (que me preparo y me aliño en mi lugar de trabajo). En cualquier caso, la diferencia de precio es abismal, luego propondré una serie de recetas (quizá en otro artículo) pero quiero insistir en varias características:  no es necesario comer a todas horas: con una sola comida bien hecha vale. Si quieres cenar, cena, y usa la hora de la comida para andar, hacer yoga, o estudiar algo, pero mi idea es no comer en ambas comidas, o al menos no comer de forma masiva, si no sustituir una de ellas por algo de fruta o “algunos” frutos secos, es decir tres o cuatro nueces.
    2. La comida puede cocinarse una vez y usarla varios días: por ejemplo, si haces arroz, o un guiso, o un potaje.
    3. Usa legumbres, pero no comas excesivamente.
    4. No completes con pan. El pan, además de no hacerte nada bien, te va a crear hábito de hidratos de carbono. Elimínalo o mídelo con cuidado.
    5. Acuéstate pronto: como a las nueve y levántate pronto también, como a las seis. Eso hará que no te pegues al TV y que evites comer con el efecto “cine”. Además tu mente estará menos contaminada.
    6. No bebas alcohol con las comidas.
    7. No veas la TV o el ordenador mientras comes.
  • ¿Cuanto costaría hacer un menú mensual en casa, para comparar con lo que te gastas en la calle?… Mis estimaciones son que, por menos de 140 € se puede hacer un menú en el que entren hidratos (arroz, pan, patatas, plátanos) proteínas (carne, huevos, pescado, legumbres) vegetales (hortalizas, fruta, frutos secos) y fermentados. Y lo voy a demostrar.
    • Cada semana vamos a comer:
      • lentejas… varios días, un día en forma de potaje, y el resto como germinados en la ensalada.
      • arroz…      2 días, un día en forma de arroz cocinado, como paella o similar, y otro día en ensalada.
      • carne…      1 día, acompañada de chukrut
      • pescado     1 día, acompañado de ensalada.
      • ensalada    5 días, acompañando cada día: a los germinados, al arroz, al pescado, a los frutos secos y a más ensalada.
      • fruta           7 días, entre horas, durante el trabajo, o antes de acostarte o dar un paseo.
      • frutos secos 5 días, con las ensaladas, y en el desayuno.
      • pasta           1 día. Puede ser una ensalada de pasta o un plato de macarrones.
      • huevos        1 diario, con las ensaladas
      • patatas        con el pescado, con las ensaladas, solas…
      • jengibre      trocitos con la ensalada diaria.
      • chukrut      hecho por nosotros, para acompañar a la carne, en la ensalada o con el pescado.
      • aceite de oliva para aliñar las ensaladas y cocinar.
    • Así, necesitaremos, cada mes:
      • arroz integral, 1 kilo/mes.
      • lentejas, 2 kilos/mes.
      • lomo de cerdo ibérico adobado: 8 filetes (2 para cada día), aproximadamente 500 grs.
      • caballa del atlántico: 4 piezas limpias para todo el mes.
      • 2 bolsas de brotes tiernos de espinacas.
      • 2 aguacates semanales: 8 al mes.
      • 1 manzana semanal: 1 kg al mes para las ensaladas.
      • 10 nueces semanales, 40 nueces al mes.
      • 10 dátiles semanales, 40 dátiles al mes.
      • Pasas sultanas.
      • Aceitunas naturales.
      • Pipas de girasol.
      • 7 plátanos semanales: 28 plátanos al mes.
      • 1 repollo para hacer el chucrut.
      • 2,5 docenas de huevos.
      • 1 bolsa de 2 kilos de patatas
      • 1 raíz de jengibre.
      • 1 litro de aceite de oliva virgen
    • Precios, para las cantidades que necesitamos, detallaremos los precios mensuales de todos estos ingredientes:

arroz integral, 2,91€

0001088_arroz-basmati-integral-indio-eco-1kg_300

lentejas, 3,25€ *2 = 6,50€

lentejas-beneficios

lomo de cerdo ibérico adobado: 8 filetes (2 para cada día), aproximadamente 500 grs.: 10 €

cinta_de_lomo

Aceitunas naturales: 4 € el kilo.

aceituna-arbequina-1200g

caballa del atlántico: 4 piezas limpias para todo el mes: 10 €

caballa-fresca-la-cantidad-minima-sera-de-5-kg-el-precio-se-refiere-a-1-kg-iva-incluidopescados

2 bolsas de brotes tiernos de espinacas: 2,5 €

espinacas

2 aguacates semanales: 8 al mes.: 16 €

aguacates

1 manzana semanal: 7 kg al mes para las ensaladas y para comer entre horas: 21€

manzanas

10 nueces semanales, 40 nueces al mes: 6 €

Nueces_003

10 dátiles semanales, 40 dátiles al mes: 10 €

datiles

Pasas sultanas: 1,65 €

pasa sultana

Pipas de girasol, 1, 30€

pipas-de-girasol-pelada-cruda

7 plátanos semanales: 28 plátanos al mes, unos 3 o 4 kilos: 24 €

platano

1 repollo: 0,95 €

beneficios-del-repollo2

Ajos: 1,80 €

ajos

Huevos ecológicos: 12 €

huevos

Patatas ecológicas: 3,00 €

patatas-ecologicas-fruteria-de-valencia

Raíz de jengibre: 1,50€

jengibre

Aceite de oliva virgen extra: 4,5 €

Aceite-de-oliva-virgen-extra

TOTAL: 138,61 €

Para aquellos que deseen una dieta vegetariana podemos, al gusto, suprimir la carne y el pescado ye introducir frutos secos (almendras, cacahuetes, etc…) más hortalizas, como calabacines, pimientos, etc… pero para empezar esta distribución puede servir de ejemplo y se puede variar. La idea es que pongamos como tope los 120 € mensuales. Si dividimos 140 € entre los 30 días de cada mes, veremos que cada día podemos comer por 4,67 €.  Pero de esa manera no necesitamos gastar los 112 € del restaurante, que además solo nos soluciona unos pocos días (en mi caso, 8 días del mes). Echando cuentas, puedes comer cada día por una tercera parte del precio de la calle y además, con todas las garantías.

RECETAS CON ESOS INGREDIENTES 

Las recetas que podemos hacer con esos ingredientes las explicaré en otro artículo. Podrás verlo en el menú o aquí dentro de unos días.

beneficios-del-yoga

  • Suprime el gimnasio: no te estoy diciendo que no hagas ejercicio, no, sino que aproveches la vida diaria para hacerlo: deja de usar el ascensor y sube y baja por las escaleras todos los días, deja de usar el transporte público y camina todo lo que puedas, aprovecha los muebles para hacer torsiones de espalda y ten siempre presente donde puedes hacer gimnasia. ¿Cuanto te cuesta el gimnasio?… será variable, unos 30 ó 40 € al mes…a veces más. Ya estamos ahorrándonos 322 €…!! Una opción es hacer gimnasia en casa y salir a la calle a correr, pero otra muy válida es hacer yoga en casa, que puedes hacer todos los días. No necesitas ni comprarte una bicicleta para hacer ejercicio.
  • No gastes energía y racionaliza el gasto de los suministros: cuando digo esto te estoy diciendo “Cambia tu forma de estar en el mundo”. No gastes energía eléctrica en tu casa, en lugar de pasarte la tarde y noche enchufado a la TV, intenta apagar las luces y quedarte en silencio o meditando. Vuelca tu atención del exterior al interior, quédate a oscuras contigo mismo. Dedica un tiempo a reflexionar y a estar en silencio. En pocos meses verás cómo se divide por tres el gasto de luz. Lo mismo digo del gasto de gasolina… ¿Es necesario salir todos los fines de semana?, aprende a disfrutar de tus fines de semana paseando por los parques de la ciudad, o simplemente organizando tu casa. El gasto de gas, agua, luz y teléfono, puede y debe ser racional y limitado. La energía eléctrica es más cara, así que aprende a usar pocos aparatos eléctricos y a apagar luces. Yo he llegado a ahorrar casi 80 € en un mes tan solo estando un rato por las noches a oscuras, meditando, y no enciendo el ordenador o la TV todos los días y acostándome un poco antes. No necesitas estar delante del TV hasta las 12 de la noche. Si te acuestas antes ganarás en horas de sueño y en claridad. Te vas a apreciar más a ti mismo, te lo aseguro. Vamos ya por un ahorro de 400 €.
  • Si no necesitas tantos coches, vende alguno de ellos: hay familias que tienen varios coches y se pasan la mayor parte del tiempo aparcados. Cada hijo hace uso de uno de ellos. Cada automóvil conlleva el gasto de un seguro y suelen ser caros, sobre todo si los que los conducen son jóvenes. Limita esto y vende uno de los coches y comparte el otro.
  • No gastes tanto dinero en salidas sociales: una parte muy importante del dinero se gasta en quedar a tomar unas cañas con los amigos y familiares. Organízate las quedadas sin que tengan que terminar o empezar en los bares. En España es muy típico esto, quedar ya en una terraza. Pues intenta que una parte del tiempo de la quedada sea dando un paseo o haciendo una actividad lúdica (visitar un museo, sacar a pasear al perro, etc…) pero evita que la sentada en la terraza sea la que ocupe la mayor parte del tiempo. Lleva el dinero justo y poco, de tal manera que te obligues a levantarte después de la primera caña. No tiene sentido tomar cada día tres o cuatro cervezas, y tu bolsillo y la salud te lo agradecerán. Además tú eres consciente de que, una vez tomada la primera, la capacidad de decidir queda reducida, y tomada la segunda, queda casi eliminada.  No tomar alcohol en salidas sociales no significa dejar de tenerlas, significa ganar en calidad. Verás cómo mejora todo, tu salud, tu estado de ánimo y la conversación, pues observarás que serás más capaz de controlar lo que dices.
  • Procura no almacenar comida en el frigorífico y en las alacenas: revisa qué comida tienes en la cocina y gástala, antes de comprar nueva. Vete consumiendo la verdura o la fruta que tienes en el frigorífico antes de comprar nueva. Cada visita que hagas al supermercado es una oportunidad de gastar algo adicional que no necesitas. Y hasta que no gastes lo que tienes (arroz, legumbres, verdura) no bajes a comprar nuevas cosas. Programa en qué vas a gastar lo que tienes.
  • Las visitas al supermercado: no las hagas nunca antes de comer, porque te vas a ir con alimentos en exceso, debido al hambre. Vete con el dinero justo y con la idea previamente anotada en un papel y no te salgas de ella. No te imaginas cuanto vas a ahorrar con este sistema.
  • Si tienes hijos que te provocan muchos gastos, reúnete con ellos y expón el problema de manera tranquila. Hazles saber que no se puede vivir teniendo más gastos que ingresos, y que tu dinero tiene un límite. Propón reducir tus gastos y los suyos. Este tipo de conversaciones provoca muchas tensiones, porque los hijos suelen adaptarse mal a recortes, como cualquiera, y porque ellos no tienen el control de los ingresos. Pero conviene hablar con sinceridad, para que se hagan cargo de todo esto, y porque no debes ser tú el único que lo sepa. Explícales todo esto que hemos leído en este articulo.
  • Limpia tú mismo la casa: Dedica parte del tiempo que antes usabas en sentarte en una terraza bebiendo a limpiar tu casa y a ordenarla. Eso te relajará y te dará la sensación creciente de orden. Si estás pagando 80 ó 100 € por que te limpien la casa, ya has conseguido un ahorro de 500 €. Y no estoy bromeando, es real.
  • Elimina cosas supérfluas: regala o vende aquellas cosas que no usas, libros, discos, adornos. Eso te ayudará a recuperar parte del dinero y lo más importante, te va a hacer consciente de no gastar más en objetos inútiles que se van a pasar el tiempo en los muebles, sin uso. Sé consciente de que muchos de los gastos que hacemos se deben a pulsiones inconscientes que manejamos mal porque responden a la necesidad de ser felices. Examina esta situación cada vez que compres algo, antes de hacerlo. Identifica tranquilamente qué te mueve a comprar y por qué necesitas gastar dinero en ese momento. Para eso te puede servir el tiempo de estar con la luz apagada. Una buena medida es ir mirando libro a libro y ver que esos libros ocuparon un momento importante en tu vida, pero ya pasó. Si ya no lo necesitas, regálalo o dónalo a una biblioteca. Cuando veas que tu casa se va quedando vacía, tu alma irá perdiendo peso y te sentirás más liviano, y te aseguro que es una sensación muy liberadora.

Usando estas sencillas pautas enseguida empezarás a notar que gastas mucho menos, pero lo más importante es que pronto tendrás la sensación de que has tomado las riendas de la vida y poco a poco tu cuenta corriente dejará de estar en el límite. Prueba y verás. Pero al llegar aquí, no sólo te habrás ahorrado mucho dinero, es que te habrás dado cuenta de que has hecho tantos cambios que has cambiado de vida. Porque nuestras vidas están fundamentadas en el uso que hacemos del dinero, y la salud se basa precisamente en ese uso.

sé-el-cambio

 

Suerte.

Antonio

¡¡Este artículo ha sido leido 1618 veces!!

4 Comentarios

  1. Me encanta esta manera de vivir… Gracias por propagar alternativas, así nos sentimos menos raros (aunque lo seamos, que no pasa nada).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here