Inicio adrenal Conectando la salud intestinal y la fatiga adrenal

Conectando la salud intestinal y la fatiga adrenal

874
0
Compartir

Este artículo ha visto la luz porque estoy particularmente interesado en los efectos secundarios de tener el intestino permeable. Y llevo tiempo preguntándome si la permeabilidad intestinal “solo” produce alergias y falta de nutrientes.

Tenemos la idea de que la palabra “estrés” se refiere exclusivamente a algo psicológico, que se manifiesta a través de agobios, nervios, falta de tiempo, y que, solo en sus últimas fases termina por convertirse en un problema psicológico y, más aún, solo en los casos límite, produce  daños fisiológicos.

No obstante, cada día observo que hay más acuerdo en reconocer como estrés algo más fisiológico desde el principio, con efectos complejos y que afectan a todo el cuerpo y la mente.

Así, se podría decir que el estrés se produce cuando al cuerpo le faltan nutrientes necesarios, lo que le impide realizar ciertos procesos bioquímicos,  cuando al cuerpo se le somete a un exceso de ciertas sustancias, como azúcar o sal, lo que le obliga a echar mano de sus recursos para compensar el desequilibrio; existirá estrés cuando el cuerpo note la falta de agua; cuando le obliguemos a asimilar ciertos medicamentos; cuando enfermamos, porque necesita poner en marcha el sistema inmunológico para combatir la infección, etc…

Así, cuando  sufrimos una candidiasis o candidemia, el sistema inmunológico está recibiendo continuamente señales de la infección. Esto está recogido en numerosos estudios, en los que se ha medido el cortisol en presencia de candidiasis. Por ejemplo. Otras infecciones producen el mismo efecto en la producción de cortisol. Otro ejemplo.

Las infecciones e inflamaciones producen una subida del cortisol. Así que en presencia de un proceso inflamatorio, las glándulas suprarrenales están activadas y segregan hormonas para combatir la inflamación, principalmente adrenalina y cortisol. La adrenalina sirve para respuestas rápidas y el cortisol para respuestas a largo plazo.  El problema estriba en que las glándulas suprarrenales están “diseñadas” para actuar en periodos cortos, pero si se les obliga a funcionar durante mucho tiempo, como en el caso de una candidemia, que puede sufrirse durante muchos años, estas pueden agotarse. Es lo que se conoce como fatiga adrenal.

La fatiga adrenal, como sabemos, se debe no solo a que las adrenales no segregan ya las hormonas necesarias, como a que su uso continuado provoca el consumo de recursos bioquímicos del cuerpo.  El uso de los nutrientes, a marchas forzadas, provoca su agotamiento. En particular se agota la vitamina C, que parece tener un papel crucial en el funcionamiento de  las glándulas suprarrenales (ver este artículo). Se ha demostrado que los síntomas de Fatiga Crónica disminuyen mediante la suplementación de minerales (magnesio y otros), lo que demuestra que la fatiga adrenal se debe al agotamiento de micronutrientes.

Los dos efectos. El círculo vicioso

Por lo tanto, podemos decir que un sujeto que se pase años sufriendo inflamaciones, es casi seguro que sufra también de agotamiento de recursos bioquímicos debido a que sus suprarrenales están trabajando continuamente.

El agotamiento de los recursos bioquímicos del cuerpo (vitaminas y oligoelementos) se producirá, en el caso de sufrir intestino permeable, por dos vías: la primera, porque el intestino no va a permitir la asimilación de los nutrientes de forma apropiada (ver por ejemplo, este estudio). Y la segunda, porque debido a la inflamación causada (el síndrome del intestino permeable cursa mediante inflamación del epitelio intestinal), se consumen a ritmo acelerado los nutrientes disponibles (las reservas) con lo cual, en un plazo variable, al sujeto se le presentará un cuadro de carencias de nutrientes. Tales carencias son, con mucha seguridad, las responsables de la gran cantidad de síntomas variados que sufren las personas con inflamaciones persistentes, desde cansancio hasta depresión. Pero a la postre, la suma de tales síntomas se resumen en un resultado, el envejecimiento prematuro. Hay muchos estudios que parecen coincidir en esta idea.

La curación de este síndrome parece que habría de pasar por (1) la eliminación de la inflamación (curación del intestino permeable), (2) asegurar la ingesta correcta de nutrientes, (3) evitar el funcionamiento exorbitante de la adrenales. En este blog hemos tratado mucho sobre la manera de mejorar la situación del epitelio intestinal, para afrontar los puntos 1 y 2. Pero, ¿qué hacer con la tercera?… ¿remitirá cuando acabe la inflamación?

 ChineseMedecine

La conexión china: Jing del riñón

    Los chinos llevan siglos entendiendo que un mal funcionamiento del riñón provoca un envejecimiento prematuro. Para la Medicina Tradicional China (MTC), el riñón es mucho más que un órgano de eliminación (Zang-fu) es el almacén de “la esencia vital”, a la que llaman Jing. La energía vital, Qi, se produce a partir de Jing. Ambas están interrelacionadas. Manejar correctamente tal “esencia vital” y evitar que se pierda -ellos hablan de “fugas”-  es la manera de evitar muchas enfermedades debidas a un mal funcionamiento del riñón.

   Esta esencia proviene de dos fuentes u orígenes:

  • la prenatal, que es la que aportan los padres al feto, se le aplica al feto antes del nacimiento y en parte proviene de la propia Jing de la madre. Esta Jing prenatal se almacena en los riñones, pero circula por todo el cuerpo, no se puede incrementar y se va agotando poco a poco. La manera de conservarla es buscando el equilibrio vital, viviendo sin excesos ni defectos en todas las áreas vitales: trabajo, descanso, dieta, sexo y ejercicio. Se puede ayudar a conservar la Jing prenatal mediante ejercicios de respiración, Qi Gong, Tai Chi, yoga y meditación.
  • La postnatal se obtiene de los alimentos y va creciendo con la persona. Los órganos de la respiración y de la digestión extraen Qi (energía vital) de los alimentos y la distribuyen por el cuerpo, así que el Jing postnatal depende del estómago y el bazo. Ésta ayuda a completar el total de Jing del riñón, permite que el Jing del riñón no se agote totalmente. Si no hay buena alimentación, no se repone.

Tal Esencia controla, desde la infancia, el crecimiento de huesos, pelo y dientes, así como la maduración sexual y el desarrollo del cerebro. En la pubertad la Esencia Jing es la responsable de un correcto desarrollo hormonal. Los problemas de tipo reproductivo se deben, desde la MTC, a un defecto de Jing del riñón.

Se pierde Jing con la edad, debido a enfermedades, por mala alimentación, etc…La pérdida o deficiencia de Jing del riñón produce envejecimiento que se manifiesta en ciertos síntomas: caída del pelo, aparición de canas, debilidad de los huesos, dientes, debilidad general, falta de energía. Si un enfermo tiene alguno de estos síntomas o varios a la vez, posiblemente se deba que está perdiendo Jing del riñón.

   Así pues, la esencia Jing vendría a ser un depósito de energía vital personal e intransferible que nos dan a cada uno cuando venimos al mundo. La cantidad de energía que haya en ese depósito dependerá de lo que nos dieron nuestros padres y, además, del uso que hagamos de la misma. Si la administramos bien y, además, la reponemos, conseguiremos que nos dure mucho tiempo. Si la desperdiciamos haciendo mal uso de ella, envejeceremos antes de tiempo y moriremos. Hay sistemas para reponer parte de ese esencia vital, como ya hemos dicho. Unos lo hacen mediante la medicina, otros mediante ejercicios y otros mediante dieta.

fatigue_art

¿Cómo se desperdicia, según la MTC?

Hay actividades que propician una pérdida de esencia Jing:

  • Sometiéndonos a sobre estimulación mediante sustancias o actividades, tales como café, alcohol, picantes, desperdicio de fuerza, demasiado ejercicio.
  • Sometiéndonos a periodos de estrés largos y continuos.
  • Pasar por periodos de enfermedad grave.
  • En el caso de los hombres, la eyaculación muy continuada y excesiva.
  • En el caso de las mujeres, tener hijos demasiado seguidos.
  • Hacer demasiado esfuerzo y de forma continuada.
  • Descansar poco.
  • Dormir pocas horas.

Similitudes con la fatiga adrenal y soluciones de la MTC

   Todo lo que hemos expuesto viene al caso por las similitudes que encuentro en la Fatiga Adrenal y la pérdida de Jing del Riñón de la MTC. Según creo, ambas tradiciones médicas están hablando de lo mismo: la localización del órgano afectado está en el mismo sitio (riñón) y el efecto provocado es, a grandes rasgos, el mismo: pérdida de recursos y por tanto de energía.

Esto nos permite establecer la hipótesis de que el tratamiento de la MTC destinado a mejorar Jing del Riñón, mejorará la fatiga adrenal.

Pero no hay atajos ni soluciones mágicas. El efecto positivo se logra mediante un cambio de vida permanente que haga que ciertos hábitos se impongan y puedas considerar que tu vida se ha “ordenado”.

Una de las vías para mejorar la Jing del riñón son los alimentos adecuados. Veamos qué usa la MTC para nutrir el riñón. En general se suele decir que los alimentos negros favorecen el riñón. Se  describen en éste artículo. Además, hay que comer de la manera correcta.

Otra de las vías es mantenerte saludable mediante ejercicios que favorezcan el flujo de energía (Qi) entre los órganos del cuerpo. Para esto sirven las tradiciones de Tai Chi y Qi Gong. El ejercicio debe ser regular, pero no excesivo. Nosotros somos los que mejor sabemos hasta dónde debemos llegar.

Es necesario entrenar la mente para conseguir desapasionarla. En este sentido, cualquier actividad que consiga mejorar nuestra atención, nos permita distanciarnos de las cosas para observar la vida con objetividad, nos permitirá mejorar nuestro estado de salud y disminuir el consumo de Jing. La meditación, la oración, el silencio, favorecerán nuestra salud. Tenga presente que las emociones consumen mucho Jing. Aprender a observar las emociones pero desapegado de ellas posiblemente le hará rejuvenecer. Yo soy partidario de desarrollar la devoción y rezar –si rezar- porque una personalidad basada en un sentido religioso (de la religión que sea) está comprobado que sufre menos estrés.

Tomar el sol y vivir en un ambiente natural, al aire libre, nos mejorará mucho. Aprender a respirar es, de igual manera, básico. La respiración aporta Qi y de Qi se obtiene Jing.

Cuando tengas alguna enfermedad, no descartes la acupuntura o masajes, porque de esta forma estarás permitiendo que tus flujos de energía se normalicen.

El escorbuto y el estrés

 Puede parecer traído por los pelos, pero el escorbuto y la fatiga adrenal son dos síndromes que están íntimamente relacionados. Y esto es así porque el estrés ayuda a la aparición del escorbuto, que no necesariamente ha de ser un escorbuto con síntomas diagnosticables, ya que podemos estar ante la presencia de un “escorbuto subclínico”. La tesis es que ambos síndromes se apoyan mutuamente.

    Desde hace siglos se ha establecido que el consumo de las reservas de vitamina C se acelera por situaciones de estrés. No es casualidad que fuera la marinería de los siglos XVI y XVII la que más bajas sufriera a causa del escorbuto, porque eran precisamente estos hombres quienes más estrés sufrían, además de no poder compensar las carencias de vitamina C. Hay muchos estudios que demuestran que el estrés consume las reservas de vitamina C del cuerpo. De hecho, la suplementación con vitamina C se lleva años usando en la cría de gallinas ponedoras, para mejorar la calidad de los huevos:

Vitamin C deficiency can have benefits under conditions of environmental stress in which the metabolic demands for ascorbic acid may exceed the rate of its endogenous biosynthesis. This is the case in commercial poultry production. Although the chicken does not require the vitamin in the classic sense, under practical conditions of poultry management, the species frequently benefits from ascorbic acid supplements under stressful environmental conditions (e.g., extreme temperature, prevalent disease, crowding, inadequate ventilation) which stimulate depletion of ascorbic acid from adrenal glands (Table 9.12). Controlled experiments with laying hens have shown that supplemental ascorbic acid can improve egg production and eggshell characteristics in laying hens subjected to heat stress.

Traducción:

La deficiencia de vitamina C puede ser beneficiosa bajo condiciones de estrés ambiental en las que las demandas metabólicas de ácido ascórbico pueden superar la velocidad de su biosíntesis endógena. Este es el caso en la producción avícola comercial. Aunque el pollo no requiere la vitamina en el sentido clásico, en las condiciones prácticas del manejo de las aves, la especie frecuentemente se beneficia de los suplementos de ácido ascórbico bajo condiciones ambientales estresantes (p. Ej., Temperatura extrema, enfermedad prevalente, hacinamiento, ventilación inadecuada) que estimulan el agotamiento del ácido ascórbico por las glándulas suprarrenales (Tabla 9.12). Los experimentos controlados con gallinas ponedoras han demostrado que el ácido ascórbico suplementario puede mejorar la producción de huevos y las características de la cáscara del huevo en gallinas ponedoras sometidas a estrés por calor.

Dieta Anti-estrés

Bien, como podemos ver, la curación del problema según la MTC es en su mayoría mediante un protocolo anti-estrés.

Prácticamente todas las medidas que se toman en la MTC para curar la pérdida de Jing del riñón (en otro artículo veremos los tratamientos medicinales) pasan por actitudes vitales razonables, naturales y continuadas. No en vano se dice que la vida moderna es la causa de muchas enfermedades debidas a la pérdida de la Esencia vital.

Salud.

¡¡Este artículo ha sido leido 808 veces!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here