Inicio Almidón resistente Desaparición de mis síntomas depresivos

Desaparición de mis síntomas depresivos

5813
19
Compartir

Quiero describir aquí lo más detalladamente posible, cómo y en qué medida van desapareciendo mis síntomas de malestar emocional y mental, cuando comienzo a incluir de forma sistemática en mi dieta probióticos y prebióticos.

Ya dije en otro artículo y en contestación a varias de las consultas, que no consumo continuamente fermentados por varios motivos y entre ellos sigue estando la necesidad de investigar qué ocurre cuando no aporto a mi dieta fermentados y qué ocurre cuando, una vez instaurada la depresión, comienzo a comer fermentados. Otra medición es el tiempo que tardo en eliminar los síntomas, en correlación con la cantidad y variedad de fermentados que ingiero.

 

Experiencia del año 2015

El pasado otoño 2015 fue el segundo periodo en el que incluí fermentados en mi dieta. Como ya indiqué en otros artículos, tardé cerca de cuatro meses en empezar a sentirme bien. Hay que indicar que el año pasado (2015) tuve que superar una crisis depurativa bastante fuerte aún, porque no solucioné la candidemia completamente el año anterior. Así que parte de los cuatro meses fueron acompañados de un recrudecimiento de la depresión. No obstante, he de decir que aunque fue una recaída intensa, duró menos en tiempo que la del año anterior (otoño de 2014).

En cuanto a los fermentados, usé solamente repollo verde fermentado, como fuente principal de bacterias naturales, y un par de cajas de probióticos con 8 cepas, compradas en herbolario. Hice eso porque se me echó encima septiembre y no tenía preparado el chucrut, y además, quise esperar un mes completo a tener la fermentación terminada. Empecé a consumir el repollo a mitad de octubre de 2015 y empecé a sentirme mejor cerca de enero de 2016, pero los meses otoñales fueron infernales.

Cuando digo infernales quiero decir que tuve la oportunidad de “disfrutar” de todas mis paranoias, miedos, sentimiento de baja autoestima, ideas suicidas, etc… aunque debo decir que todo ese elenco de deplorables sentimientos y pensamientos aparecieron en menor cantidad e intensidad que el año anterior (2014) en el que sí tuve que enfrentarme de verdad a la eliminación de la candidemia en toda su extensión y dureza. Nada que ver. Yo sé que soy así, y aunque no me guste, he de aceptarlo. Pero bien está ir eliminando poco a poco este síndrome, a pesar de que uno deba sufrirlo.

La cantidad de chucrut que ingería en cada comida era relativamente poca: un par de tenedores abundantes en cada plato. Procurando que no hubiese un día sin probarlo.

Resumen: poco chucrut y crisis depurativa, cuatro meses hasta notar buen estado de ánimo.

IMG_20160911_091758

Experiencia del año 2016

Me encuentro inmerso en ella mientras escribo este artículo (30 de septiembre de 2016), y debo decir que me he tenido que aguantar las ganas de empezar antes de septiembre, porque me puede mi espíritu investigador. Ya el mes de septiembre he empezado a estar emocionalmente incómodo. No tanto como otros años, la verdad, pero he podido observar cómo mis tendencias depresivas, paranoicas y misántropas han ido aumentando a medida que avanzaba el mes. Yo necesito medir y discriminar qué efecto real tienen los fermentados en mi mente, y para eso debo enfrentarme a esas tendencias. He pasado por experiencias muy ansiógenas que no han salido mal del todo: una boda (de esas multitudinarias) y la pasé medianamente bien, digamos, pasable.

Lo que he hecho diferente este año es no dejar de hacer ejercicio durante el mes de septiembre, y al yoga que ya hacía el año pasado, he añadido una sesión de bicicleta estática casi diaria.

El fermentado lo preparé desde finales de agosto y he empezado a tomar parte de él ya el 15 de septiembre. Quiero dejar claro que yo sé que mucho de los efectos que relato aquí pueden ser debidos a la autosugestión, pero igual me pude sugestionar años anteriores. El caso es que, avanzando septiembre, mis pensamientos depresivos, negativos, etc… han ido subiendo en intensidad y el día 15 de este mes decidí empezar a consumir ya varios de los fermentados que hice a finales de agosto. En particular comencé a tomar repollo morado, o col lombarda, con quince días de fermentación, zanahoria, con 18 días y mezcla de manzana, repollo verde y zanahoria.

tomates_3

La cantidad en cada comida la he elevado. Este año, la mitad del plato, en cada comida, es de fermentados, más o menos unos seis tenedores abundantes y colmados en cada plato. Y no he dejado pasar ni un día sin tomar el fermentado. Es decir, que este año la innovación es la cantidad diaria de fermentado consumido y la variedad (cuatro productos fermentados frente a un único producto el año pasado).

He incluido también almidón resistente en forma de fécula de patata, para propiciar el desarrollo de las bacterias que ingiero con los fermentados.

Bien, a 30 de Septiembre, puedo decir que ya noto los efectos: hace dos días empecé a notar que el dramatismo de mis pensamientos ya no era tan elevado y que la intensidad de mi cabreo con el mundo dejaba resquicios a una sonrisa. Pero es que hoy, que he tenido que salir con el coche a hacer un recado, he tenido una vuelta a casa “celestial”, de tan bien como me sentía. Eso me indica que ya está haciendo su efecto. Y hace dos días empecé a consumir el chucrut que preparé a finales de agosto, con un mes de fermentación. Tengo la intención de seguir consumiendo las existencias del chucrut a lo largo del otoño y el invierno. Me quedan varios kilos de variados fermentados, pero creo que tendré que hacer más antes de la primavera. Pero siento que este año la remontada ya no será tan dura, porque lo peor creo que ha sido eliminar la candidemia.

Otro cuestión que hay que valorar es la cantidad y calidad de los sueños: van siendo más argumentados y son más largos, y sueño con más frecuencia cada noche, lo cual me indica que la flora bacteriana se va reponiendo poco a poco. Espero llegar a tener sueños vívidos e incluso lúcidos. Lo iré ampliando a medida que pasen el otoño y el invierno.

El color de la lengua es importante cotejarlo diariamente, y ha de hacerse más roja, como así está ocurriendo.

Resumen: triplicada la cantidad de chucrut diaria, y menor crisis depurativa, o incluso nada de ella. Quince días hasta empezar a notar efectos.

 

Principios del 2017

Escribo esto a finales de Enero de 2017. Como se me acabaron los fermentados, he ido poco a poco dejando de tomarlos y he compensado con probióticos comerciales de la marca SOLGAR, que tienen cinco cepas de distintas bacterias. He mantenido el “tipo” razonablemente bien hasta hace unos días, digamos el día 20 de Enero. No es que me encontrara mal, pero tampoco bien. Un estado de medio ánimo, sin tirar cohetes. Pero ya la última semana de Enero he empezado a notar que los pensamientos volvían a ser negros, negros, con ideaciones suicidas. El resto de los pensamientos, todos ellos muy deprimentes. Debo confesar que durante el mes de Diciembre pasado he dejado de controlar la ingesta de pan, al menos no de forma tan férrea como antes (me digo, date un respiro), y noto que durante el mes de Enero he empezado a tener problemas de nariz, la típica rinitis, aunque aún respiro bien, pero ya se va notando que comienza el síntoma a ser preocupante. Así pues tengo ya dos de los síntomas de que la cándida está avanzando: la rinitis y la depresión o el principio de una.

Bien, pues es obvio que debo poner freno, de nuevo, a este proceso. Lo primero es dejar de sufrir, eso es relativamente fácil siempre que sacas el problema y lo pones a una cierta distancia: la candidemia avanza otra vez y esos pensamientos y malestar se deben a ella. Así pues, sabiendo lo que es es fácil ponerle solución, ya que mañana mismo voy a bajar a por tres repollos y voy a preparar chucrut para unos cuantos meses. Otra manera de dejar de sufrir es saber que esos pensamientos son independientes de tú ser. Yo no soy esos pensamientos, tan solo me acompañan en determinadas circunstancias.

La conclusión que saco de todo esto es que, como decía Jack Lemmon en “Como matar a la propia esposa“, es que yo “soy un mecanismo delicado y complejo y se me va a saltar la cuerda”.

 

Finales del 2017

La verdad es que estoy asombrado. Como ya he dicho en alguna ocasión, el otoño es la época del año en la que más suelo notar el bajón estacional. Bueno, eso era antes. Este año me encuentro perfectamente estable anímicamente. Un poco bajo de ánimo algunos días, pero en cuento hago algo de ejercicio (Tai Chi, yoga, paseos por el campo) me encuentro perfectamente, con ganas de bromear y descansado. Eso sí, noto que mi cuerpo me pide dormir muchas horas y le doy gusto. Me acuesto pronto y duermo perfectamente hasta 12 horas seguidas.

He preparado hace un mes y medio (octubre) 7 kilos de kimchi en la olla de fermentación (como ya sabéis los alemanes la llaman Gärtopf) y he ido comiendo poco a poco pequeñas raciones. No he sentido en ningún momento ansiedad ni depresión. Realmente cada día confirmo más que mantener el intestino poblado de bacterias amigables es lo mejor que he podido hacer por mi salud.

Otro descubrimiento que he realizado es que tengo que limitar las horas de estar sentado delante del ordenador a las 8 horas estrictas (8 horas son las que yo trabajo de media al día) y poco más. Cualquier cosa que pase de ahí, me pasa factura.

¡¡Este artículo ha sido leido 6063 veces!!

19 Comentarios

  1. Querría saber si el chucurrut elaborado y vendido en tiendas de alimentación alemanas es válido para estas curas.
    Muchas gracias por la respuesta.

    • Hola! Normalmente los chucruts que comercializan están pasteurizados, y por tanto ya no son tan efectivos o nada efectivos. Una amiga ha comprado en Inglaterra un chucrut raw orgánica, es decir crudo orgánico, en teoría este serviría.

      • Sí, normalmente los chucruts que se venden en cristal están pasteurizados. Yo he comprado algunos sin pasteurizar de origen francés y alemán, generalmente envasados en bolsas de plástico o tuppers. En esos casos lo indican (que no están pasteurizados). Yo insisto en que es muy fácil hacerlo en casa, y te evitas dudas.

        Saludos.

  2. Algunos sí, pero debes elegir bien. Por ejemplo, esta empresa sí te sirve buen chucrut:

    http://fleischlust.com/epages/4880247169.sf/de_DE/?ObjectPath=/Shops/4880247169/Categories/Sauerkraut

    el problema es el transporte.

    Me dijeron esto:

    Hi Antonio,

    your order includes shipping to a german address only. We also ship abroad but this is more expansive, slower and always on customers risk. Please keep in mind, that Fresh Sauerkraut goes “BOOOM” if it is sealed more than 3 days. I can offer you 2 options:

    1) Canned Sauerkraut – UPS Standard shipment
    We send you the same Sauerkraut like the fresh one. Same farmer, same product, but in a can (like you may know it from the supermarket). The package will be on It’s way 4-6 days. Standard Shipment price is 20 Euro instead of 8,95 Euro (Express germany)

    2) Fresh Sauerkraut – UPS Express Saver
    Fresh Sauerkraut delivered to your Adress in Madrid during the next Business-Day. Express Shipment price to your adress is 70 Euro instead of 8,95 Euro (Express germany)

    I am sorry about the expansive shipping rates. Because of the rates usually we ship larger orders. I hope one of the options suite you.

    Regards from Franconia,
    Martin

  3. muy interesante tu articulo,me siento identificado con tus relatos,yo padezco ansiedad social asociada a depresion desde hace muchos años,conozco muy bien eso de los pensamientos suicidas etc,hace 2 años tome la decision de mejorar mi vida,deje de fumar progresivamente,hace 6 meses estoy incorporando probioticos y prebioticos a mi dieta,comenze a hacer mas deporte,hasta aprendi tecnicas de meditacion,y lo estoy poniendo en practica como puedo,pero no logro tener resultados contundentes,y ahora me doy cuenta con asombro de que me es mas dificil dejar mi adiccion a las harinas y azucares refinados que a la nicotina,asi como lo lees!intuyo cada vez mas que las harinas y los azucares refinados tienen una incidencia directa en la ansiedad y depresion,pero ademas en la voluntad de la persona,siento que es una especie de manipulacion a travez de la comida…estoy buscando informacion al respecto hace un tiempo,este blog es una delicia,seguiremos en contacto,saludos.

    • Las harinas son difíciles de eliminar. Pero se consigue y mejora bastante el estado mental. Se le quita a uno un “peso” y es más capaz de hacer otros cambios en su vida, de tomar nuevas decisiones, de ser más consciente de su situación, etc… curiosamente. Eso no quita que, de vez en cuando, te puedas tomar un helado, o darte el gustazo de usar pan en una comida. Pero de lo que se trata es de eliminar el hábito.

  4. Buenas. Hemos hablado otras veces. Me pregunto porque esas recaídas. ¿Hay que tomar chucrut de por vida? yo también padezco de rinitis, pero lo asocio más a intolerancias a algunos alimentos. He estado épocas en las que ha desaparecido la rinitis, pero en cuanto vuelvo a meter ciertos alimentos, ésta vuelve a reincidir.

    • Bueno, esas preguntas me las hago yo continuamente. ¿Es necesario seguir tomando fermentados?… ¿Las rinitis se deben exclusivamente a falta de flora bacteriana amigable?…¿qué papel juega aquí la permeabilidad intestinal?… ¿Es posible curar ésta sin fermentados?… etc… y nunca tengo respuestas al 100% fiables. Por eso experimento: pruebo a dejar de tomar fermentados, y observo qué ocurre. Pruebo a dejar tomar ciertos alimentos y observo. Tomo otros, sospechosos de provocarme alergias y constato si siguen haciéndolo. Es decir, esta es una labor personal de cada uno, y la respuesta la tiene cada uno.

      Saludos

      • ¿Cuales son los alimentos que sospechas que te producen la rinitis? Yo lo noto con la patata, batata, ciertas frutas, frutos secos, gluten y sobre todo los lácteos. Yo diría que los lácteos son los que más me producen rinitis. Estuve un año entero (2016) sin la rinitis, tras eliminar esos alimentos, pero ha vuelto este año tras introducirlos en la dieta.

        En otro artículo leí lo de la capa blanca en la lengua. A mi se me empeora cuando uso cebolla, ajo. ¿a que se debe? ¿lo solucionaste con el chucrut?

        Saludos.

        • No lo sé exactamente, aunque he comprobado experimentalmente que el trigo me provoca rinitis. También los alimentos azucarados. Por eso identifico la rinitis con la cándida. Los lácteos no he podido comprobarlo.

          La capa de saburra o capa blanca se forma por acumulación de células epiteliales del tracto digestivo, muertas. Es decir, según lo veo yo es un indicador de lo “mucho o poco que sufre tu epitelio intestinal”. A más capa blanca, peor trato le estás dando a tu intestino y estómago. Pero con el ajo y la cebolla no debes seguir ese criterio. ¿Por qué?… porque esos dos alimentos provocan la expulsión de toxinas. Así que por eso “repiten”. El chukrut me mejoró eso desde el principio. Desde entonces valoro el estado del intestino por el color de la lengua, el sabor de la boca y la inflamación del vientre.

  5. Hola! Una pregunta: cuánto Chucrut comes? jejeje, esque no sé si te atiborras, o comes un poquito cada día…
    Me parece muy interesante todo lo que escribes, gracias por el blog. EStoy haciendo mis pinitos con la fermentación, es de lo más entretenido.

    • Gracias a ti por tus comentarios.
      Depende de la época de año y de mi estado de salud. Cuando empecé con esto tuve que seguir una estricta dieta en la que en cada comida (y cena) comía algo fermentado en casa. En esa situación estuve casi un año hasta que desaparecieron varios síntomas muy desagradables, como la depresión y la rinitis. Actualmente ya no soy tan estricto, pero por ejemplo, ahora (octubre 2017) que hace ya varios meses que apenas como chucrut, tengo ya incipientes síntomas de rinitis. Esto es muy particular o personal, pero a mi me indica que ya debo empezar a preparar fermentados para el invierno. Así, esta semana prepararé kimchi y chucrut, que empezaré a consumir diariamente (o casi) dentro de tres semanas, y que me durarán todo el otoño. A principios del invierno volveré a preparar otra remesa, que me durará hasta la primavera.

  6. Hola a Antonio y a todas las personas que siguen este blog, paleodietas, y la elaboración de fermentados.

    Soy enfermero y biólogo, con máster en biotecnología alimentaria (si, me chifla estudiar los fermentados). Y esta semana he estado leyendo varias de las entradas del blog. Tus conocimientos a nivel de microbiología alimentaria son ENORMES, fruto del estudio o de simplemente informarte, pero vas por muy buen camino y no corregiría prácticamente nada de lo que expones en el blog, me encanta.

    Soy una persona deportista que considero come bastante bien, y si bien mis últimos fermentados los realicé durante mi máster hace ya más de 5-6 años, voy a reanudar la fermentación en casa cuando acabe de escribirte este post. Me acabo de comprar 3 botes Fido, una col de 4 kg, sal SIN refinar de buena calidad, una bandeja donde los botes puedan desprender su líquido, granos de pimienta y bayas de enebro. Así que dentro de un mes espero que estemos disfrutando cada uno de su chucrutt.

    Ánimo y sigue con el blog!!!

    • Buenas Ricardo, te agradezco tus valoraciones. Creo sinceramente que hay que introducir los alimentos fermentados naturales en nuestra dieta y fomentar la producción casera de estas y otras comidas. La salud nos lo agradecerá. Espero que te salga bien la col fermentada…!! Ya nos contarás.

  7. Hola!
    Te leo desde hace tiempo y me alegra enormemente que te vaya mejor. Te encontré precisamente porque había llegado a la misma conclusión que tú acerca de los fermentados. Sufro de ansiedad y colon irritable, y estoy convencida de que el colon irritable es el precursor de mi ansiedad, y no al revés. He hecho algún fermentado, pero reconozco que no noto mejoría,más bien me ocurre al revés… será una de las famosas crisis curativas?

    Gracias por tu blog,me da mucho ánimo

    • Hola Pao:

      Mi conclusión, tras varios años de hacer fermentados, es que una vez dañado el intestino, es muy difícil llegar al estado “ideal” en el que todo está perfecto. El daño está hecho y, dependiendo de la edad, se puede mejorar algo, por ejemplo se puede erradicar la depresión o la ansiedad, pero nunca se llega al estado inicial.

      Han de pasar muchos meses hasta que se alcanza un estado de mejoría notable.

      Gracias a ti por tus palabras.

  8. Pues sí, es muy probable. Además, la cabeza también hay que trabajar la. Por cierto, te recomiendo leer o ver en youtube al profesor Sonnenburg de la Universidad de Stanford. Es muy interesante e insiste muchísimo en la importancia de la fibra en la dieta.. En fin, seguiremos trabajando en ello.
    Un abrazo

    • Gracias Pao, he estado buscando sobre Sonnenburg y lo veo muy interesante y con mucho que escuchar de ellos (marido y mujer).

      Saludos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here