Inicio covid-19 Ley 29/2006 de 26 de julio de Garantías y uso racional de...

Ley 29/2006 de 26 de julio de Garantías y uso racional de los medicamentos

554
0
Compartir

Acabo de escribir a la Asociación LIBERUM para participarles mi opinión de que las vacunas del COVID, tal y como se están manejando (sin prescripción por parte del médico de cabecera y sin firma del consentimiento informado) y la estadística de la que disponemos a día de hoy mediante las bases de datos norteamericanas y europea (VAERS y eudravigilance) en las que se reporta un incremento exponencial durante el 2021 de los efectos no deseados de las vacunas COVID, seguramente violan la Ley 29/2006 de 26 de julio de Garantías y uso racional de los medicamentos:

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2006-13554

En particular, el art. 10 tiene varios apartados que, a mi modo de ver y con las estadísticas en la mano, estarían siendo incumplidos: (producir efectos tóxicos desproporcionados) y el artículo 11 también lo estaría, puesto que no se ha determinado de forma pública la composición cualitativa y cuantitativa de las vacunas COVID. Es más, recientes informes del Prof. Dr. Pablo Campra Madrid (conocido como «informe Campra») determinan que en su composición aparecen sustancias (como el grafeno) que no han sido declaradas por los fabricantes y cuya detección ha motivado la retirada de millones de viales en Japón.

El apartado 11 de este último artículo, además, obliga a las autoridades y profesionales sanitarios y los laboratorios y distribuidores a colaborar en la solución de anomalías, una vez que estas hubieran sido puestas en su conocimiento. Estadísticas como VAERS, eudravigilance o la misma de La Agencia Española del Medicamento y productos sanitarios son suficientemente públicas y notorias como para afectar a esta obligación del art. 11.11 susodicho.

Por otro lado, esta Ley  29/2006, de 26 de julio, en relación con el Real Decreto 1718/2010, de 17 de diciembre, sobre receta médica y órdenes de dispensación, que regula la receta médica y similares, son disposiciones que buscan garantizar la seguridad del paciente. A mi modo de ver la inoculación sin receta, sin médico de cabecera, sin consentimiento informado etc… están violentando el espíritu de estas normas, y creo que son una vía para la paralización de la inoculación por vía judicial.

¡¡Este artículo ha sido leido 830 veces!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here