Inicio Bacterias Pseudomonas denitrificans

Pseudomonas denitrificans

3358
0
Compartir

Artículo de Molly Meyer

 

“Acuérdate de tomar las vitaminas.” Los niños de todo el mundo escuchan estas palabras de sus madres preocupadas por su salud cada mañana al desayunar. Pero las vitaminas no son sólo para los niños. Su presentación varía desde la forma de una fruta masticable con sabor a “Los Picapiedra” hasta la grajea de aburrido amarillo pálido  del suplemento “Una-al-Día”,  las vitaminas añaden nutrientes esenciales en la dieta de millones de personas todos los días.

Por otro lado, la gente por lo general trata de evitar las bacterias en su vida cotidiana. Usan jabones bactericidas y geles de mano. En los hospitales y muchos baños vemos recordatorios de lavarnos las manos. Los cocineros someten meticulosamente la carne a la temperatura adecuada para matar cualquier enfermedad causada por los microorganismos presentes en los alimentos.

Los huevos no pueden quedar demasiado líquidos o la leche queda a una temperatura elevada demasiado tiempo en el viaje a casa desde la tienda de comestibles. La limpieza del hogar ha alcanzado nuevas cotas con la limpieza en seco ultra rápida y con la desinfección basada en compuestos de cloro.  Algunos obsesivos por la limpieza incluso temen tocar los tiradores de las puertas y los teléfonos públicos. Pero… ¿qué tiene en común que por un lado traguemos vitaminas con una mano y tengamos en la otra el gel desinfectante? Pues para nuestra sorpresa, ambos son el resultado de las bacterias.

Por supuesto, las bacterias son la principal razón de mantener una buena higiene, pero también promueven la salud al fabricar ciertas vitaminas disponibles para el consumo diario.

La bacteria Pseudomonas denitrificans produce vitamina B12 en grandes cantidades. De hecho, bajo las condiciones apropiadas 60 miligramos de esta vitamina pueden ser producidos por cada litro de estas bacterias. Normalmente las bacterias se cultivan en melaza de remolacha azucarera durante 4 días para producir este resultado. No sólo es la vitamina B12 esencial para los seres humanos, si no que el único método de síntesis es mediante microorganismos procariotas como la Pseudomonas denitrificans.

Este microbio particular es el principal productor comercial de esta vitamina. Sin la vitamina B12 en la dieta, una persona puede desarrollar anemia perniciosa. Estas beneficiosas bacterias merecen ser presentadas. Su género es Pseudomonas y su especies es denitrificans, como indica su nombre con claridad. Pero, por favor, llamémoslas P. denitrificans, para abreviar. Estos organismos procariotas tienen forma cocoide o circular. Crecen en la presencia de oxígeno, es decir son aeróbicas. Su comida son los compuestos de azufre reducido, y la P. denitrificans se puede clasificar como autótrofa, es decir organismos que pueden utilizar el CO2 como fuente de carbono directa. Este microbio puede encontrarse en el suelo y el agua, su hábitat ideal. ¿Cómo se desarrolla un nombre como P. denitrificans? Estas bacterias se hicieron a través de su metabolismo característico. Poseen la denominada enzima de desnitrificación, la nitrato reductasa. En su proceso de respiración del nitrato, el aceptor terminal de electrones de la bacteria es nitrato y nitrógeno reducido que contiene compuestos como N2, N2O, y el NO2. Por lo tanto, este microbio también juega un papel en el ciclo del nitrógeno por la liberación de nitrógeno a la atmósfera para ser fijado para las plantas por otros microbios.

Evidentemente, esta bacteria en particular juega más de un papel invisible en nuestra vida cotidiana. La conexión entre vitaminas y bacterias puede no ser obvio, pero sirve como otro ejemplo de cómo la visión de que todos los microbios son “gérmenes dañinos” es una percepción errónea. Muchas bacterias están implicadas en actividades beneficiosas en la naturaleza y en la industria. En este caso, P. denitrificans nos recuerda que, el poder tomar vitaminas, se lo tenemos que agradecer a alguien más que a nuestras madres.

 

Artículo original: http://web.mst.edu/~microbio/BIO221_2004/P_denitrificans.htm

¡¡Este artículo ha sido leido 3956 veces!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here