Inicio acetaldehido ¡Socorro, quiero eliminar la cándida!

¡Socorro, quiero eliminar la cándida!

23776
34
Compartir

 

Voy a dar detalles de cómo intentar reducir y eliminar la cándida desde mi experiencia. He recibido varias cartas de personas preocupadas por una serie de síntomas que a los médicos no les dicen nada, pero que a ellas les traen por la calle de la amargura. El sistema sanitario, con la especialización a ultranza, hace que los síntomas no sean tomados en cuenta por el especialista, si no entran en su área. Por ejemplo, una depresión no será tomada en cuenta por el especialista de digestivo, o una infección ocular no será planteada como una infección sistémica por el oftalmólogo. La infección vaginal la intentará solucionar el ginecólogo, con fungicidas, cuando en realidad debería ser el especialista de digestivo quien tomara cartas en el asunto. Y por supuesto, mi experiencia me dice que cualquier acción debe ser lo menos radical posible, porque se pueden producir rebrotes (o sea, como se suele decir, ir por “el camino medio”).

Quiero que quede clara, una vez más, que yo aquí relato mi experiencia, pero que yo no soy médico ni profesional sanitario. Quien desee una opinión de un profesional del sector sanitario, que vaya a ellos. Yo doy mi opinión desde la convicción de que, para tratarse una enfermedad no es ni necesario ni obligatorio tener un título sanitario, sino querer curar uno su propio cuerpo, puesto que es uno de los derechos básicos (la propia curación) por mucho que no esté recogido en los Derechos del Hombre.

Voy a detallar los pasos empezando por los síntomas de la candidemia, en otros artículos hemos hablado ya de las causas, que pueden ser muchas y variadas. En la candidemia el hongo ha dejado de estar instalado en los nichos (vagina, boca) para extenderse por el intestino, y de ahí, pasar al torrente sanguíneo. La Candida Albicans genera y libera toxinas que circulan libremente por la sangre.

Síntomas de la candidemia

  •  Al igual que las causas, pueden ser muchos los síntomas, pero probablemente el primero que aparece es el cansancio. Yo tuve etapas en las que no podía mover un dedo, literalmente, hasta caminar me resultaba cansado. Esto, por supuesto puede pasar desapercibido, porque no es lo mismo un cansancio en un niño, que en un adulto, y no sé en cual de ellos llamaría más la atención. Entre el cansancio, la apatía y la depresión, hay una barrera muy indefinida. Se puede pasar de uno a las otras de manera imperceptible. Un sobrino mío, de 16 años, se pasa el día durmiendo (se levanta tarde y hace siestas de cinco horas todos los días que puede). A mí no me ha pasado desapercibido que el chico se alimenta básicamente de bollos y leche, con Cola-Cao. No quiere comer otra cosa y su madre, mi hermana, está preocupada. Yo lo veo claro, está alimentando una candidiasis galopante y está sin energía.
  • Mocos, mocos, mocos, saburra lingual, legañas, dolor de oídos, sinusitis y rinitis… este es otro síntoma muy temprano. Como en nuestra sociedad tenemos una ceguera tremenda en relación a los mocos, se piensa siempre que estos tienen relación los catarros, los enfriamientos, las anginas, etc… casi siempre de origen bacteriano. Así, hasta que a los médicos les ha empezado a asustar la posibilidad muy real de que empiecen a invadirnos las bacterias resistentes, todo se ha intentado solucionar con antibióticos. Y las rinitis y la congestión nasal con descongestionantes nasales. Pues esos mocos, la mayoría de las veces es la propia cándida albicans, extendida por doquier. A ver, la cándida se llama “Albicans” porque es blanca. Aparece en forma de depósitos blancos por todas partes, en las heces, en la boca, en la lengua, en el pene, en la vagina, y se acompaña de secreciones corporales de defensa, los mocos. Así uno de los síntomas más claros de tener candidiasis es la saburra de la lengua, o placa blanca que la recubre.

          Entremos en detalles, porque este es uno de los síntomas más importantes. Una de las reacciones más llamativas que yo tenía (y tengo, cuando me paso con los azúcares) era la siguiente: al empezar a comer o inmediatamente después de comenzar, tengo necesidad de sonarme la nariz. Es decir, inmediatamente después de introducir alimentos en la boca, se produce un crecimiento desmedido de los mocos, en los senos nasales y en la nariz. ¿Curioso, no?… se podría atribuir a una reacción alérgica, pero terminé por descartarlo y me quedé con esta explicación: la cándida está esperando su comida. Suena de ciencia ficción, pero yo creo en ella.

        Otro síntoma que no falla: la supuesta alergia respiratoria o rinitis. No puedes respirar y no es catarro, sospechas de alergia al polen, o a los ácaros…pues empieza a pensar que puede ser una rinitis causada por la cándida.

candidiasis-bucal

  • Mal aliento. La candidiasis produce mal aliento, pero no es lo peor, no obstante. El problema es que no se quita con lavarse la boca o los dientes, porque este olor procede de un foco más profundo, el tracto digestivo, la nariz, los senos nasales, los oídos incluso… Si uno llega a tener una candidiasis como la de la fotografía de arriba, es que está prácticamente invadido. Esta no es la situación de la mayoría de las personas que sufren candidiasis, porque la infección no llega a aparecer de manera tan clara. Ante una candidiasis como la de la foto, el médico receta un antimicótico, que mata el hongo, allí donde se aplique. Si éste está hospedado de forma sistémica, recupera en poco tiempo el territorio perdido. Independientemente de si tu médico te ha recetado un antimicótico (Intraconazol,  Ketaconazole, Fluconazol o Fungizona) algo que es imprescindible es tomar probióticos, bien en forma de cápsulas o, lo que sería mejor, en forma de alimentos fermentados y sistemáticamente. Yo he experimentado sin duda el efecto positivo de los fermentados en la eliminación del mal aliento, como un efecto añadido a la eliminación de la candidiasis. Y, a la vez, se elimina la seburra de la lengua, y los mocos. Pero es un proceso lento y hay que tener mucha paciencia.
  • Depresión. Con mucho ésta es el peor de los síntomas de la candidemia. Y depresión constante y con las peores ideas que te puedas imaginar, te quieres morir, literalmente. Uno va por el mundo como un depresivo, los demás ven en él a un bicho raro, pero nadie entiende que están frente a un enfermo físico, con manifestaciones globales físicas y psíquicas. Y vuelvo a hablar de los especialistas, psicólogos y psiquiatras, quienes no pueden imaginarse que la causa sea infecciosa. Yo he hablado con varios de ellos, y te escuchan con atención, pero mi sensación es que no acaban de creer lo que les dices. Se ha descubierto recientemente que los enfermos de alzhéimer tienen varias especies de hongos en sus cerebros (2014). Para muestra un artículo de investigación:

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que conduce a la demencia, principalmente entre los ancianos. Esta enfermedad se caracteriza por la presencia en el cerebro de placas amiloides y ovillos neurofibrilares que provocan la muerte de las células neuronales, la disfunción vascular, y los procesos inflamatorios. En el presente trabajo, hemos analizado la existencia de infección por hongos en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Un análisis proteómico proporciona pruebas concluyentes de la existencia de proteínas de hongos en muestras de cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer. Además, el análisis PCR revela una variedad de especies de hongos en estas muestras, dependientes de la paciente y el tejido ensayado. La secuenciación del ADN demostró que varias especies de hongos se pueden encontrar en muestras de cerebro. En conjunto, estos resultados muestran que las macromoléculas de hongos pueden ser detectados en el cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer. A nuestro entender estos resultados representan la primera evidencia de que la infección fúngica es detectable en muestras de cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer. La posibilidad de que esto puede representar un factor de riesgo, o puede contribuir a la causa etiológica de la enfermedad de Alzheimer se discute.

Ver artículo original

 Quiero resaltar una cuestión importante: mi idea es que la depresión actúa bajando las defensas y ayudando a que la candidemia se mantenga, y manteniendo el círculo vicioso. Así que va a ser difícil que una persona con candidemia y depresión pueda salir del problema, porque una apoya a la otra. Podría traer aquí muchos artículos científicos que apoyan esta idea, pero ya lo haré mediante otros artículos. Lo importante es introducir el factor que rompa ese círculo: los probióticos.

  • Mala digestión, flatulencia, distensión abdominal, estreñimiento... todos estos son síntomas de candidemia. Hay alimentos que funcionan mejor y otros que no, pero en general se siente mucha atracción por los hidratos de carbono y el enfermo suele tener una gran avidez de pan, cerveza, productos lácteos, dulces, bebidas azucaradas, etc…Los hongos son seres saprofitos que se alimentan de los hidratos de carbono y de residuos de su hospedador. Tener estos síntomas significa que la cándida está invadiendo el intestino y que próximamente se extenderá a todo el cuerpo a través de la sangre.

 

Qué hacer para reducirla y eliminarla

Valga decir que todo el mundo tiene algo de cándida en su cuerpo. El problema de la candidiasis y de la candidemia es que el hongo ya no tiene competidores (otros hongos, bacterias) y se ha extendido sin freno. Por eso, a pesar de que uno lo tiene todo en contra porque el hongo le deja hecho una piltrafa, hay que dar una serie de pasos muy concretos para debilitar al hongo y plantarle cara.

  1. Debilitar al hongo: para esto, hay que dejar de darle de comer lo que le gusta, los hidratos de carbono, azúcares. No es bueno suprimir radicalmente estos alimentos, sino que que hay que ir quitándolos gradualmente, de tal manera que se lo pongamos difícil al hongo. Otra menera de debilitarlo es con sustancias fungicidas, como las perlas de ajo. El ajo es un fungicida natural y está demostrado que permite limitar el desarrollo de la cándida. Otra medida puede ser acompañar este periodo con infusiones de plantas indicadas especialmente contra la candidiasis (ojo, ese enlace habla de infusiones para la candidiasis vaginal, uso tópico).
  2. Plantarle cara: esto se hace introduciendo competidores en el cuerpo, es decir, añadiendo a nuestra dieta probióticos, bien mediante fermentados o mediante cápsulas. Muchas personas que se encuentran con el problema, me escriben preguntándome qué hacen si no tienen chucrut y si no saben hacerlo, y no hay problema: mientras no tengas fermentados, usa probióticos comerciales, pero procura cuanto antes usar fermentados. El precio de los probióticos te decidirá a fermentar en casa. En este caso, procura comprar una marca que sea de fiar y que contenga muchas cepas. Además añade a tu dieta fructooligosacáridos y almidón resistente, para potenciar el efecto de los probióticos.

sauerkraut

Este proceso durará varios meses. Eliminar la candidemia es difícil y se vuelve atrás a menudo. Tienes que observar que varios síntomas desaparecen, o alguno de ellos. Si no fuera así, es que algo no estás haciendo bien, o que tu problema no es la candidemia. Si tienes cándida, indefectiblemente irán desapareciendo uno a uno todos los síntomas. Pero ten cuidado, porque en cuanto te descuides, volverá a aparecer. Si tienes candidemia es porque eres propenso. En mi caso, recuerdo como síntomas principales la depresión y el cansancio, pero también el mal sabor de boca, dolor de oídos, flatulencia, etc…

Cuando empecé a tratármela con chucrut (yo empecé directamente con esto) recuerdo que inmediatamente, como en una semana o así, mejoraron mis digestiones y empecé a tener menos flatulencia y la inflamación abdominal desapareció en poco tiempo. La boca mejoró sensiblemente porque la lengua empezó a estar cada vez más limpia y desapareció el mal sabor contínuo (amargo). Al eliminar el pan y los hidratos, empecé a tener pensamientos negros y una durísima depresión se apoderó de mi. Tuve, lo recuerdo muy bien, un par de meses con pensamientos suicidas (y yo vivo en un piso 12). Yo siempre había sido de carácter bastante depresivo, pero aquello era muy llamativo, aquello cantaba muchísimo. Fue cuando descubrí el efecto tóxico de la candidemia, en el proceso de destrucción de la misma. La cándida se estaba muriendo y eliminaba toxinas, y me las estaba tragando yo.

Por fin, una mañana, al despertarme, mi mente estaba alegre y despejada, se había esfumado la nube negra que me cubría y era tan fuerte la diferencia que era como pasar de la noche al día… iba por buen camino…!! pero ese no es el final, no vayas a creer, porque cuando uno se encuentra bien, relaja la guardia y empieza a comer otra vez hidratos de carbono, o como hice yo, que dejé de comer chucrut y al cabo de unos meses se volvió a repetir la situación, así que vuelta a empezar. Otra etapa depresiva, con la eliminación de toxinas, y nueva crisis.

 

Resistencia frente a antifúngicos

Al igual que ocurre con las bacterias, que se hacen resistentes frente a los antibióticos, la cándida se hace resistente frente a los antifúngicos, como el fluconazol. Puede pasar que unas especies de cándida remitan, mientras que otras resistan. Es por eso por lo que nunca debemos bajar la guardia y por lo que esto se convierte en una actitud de por vida, que consiste principalmente en mantener las costumbres alimenticias en un control estricto para mantener a raya a nuestro incómodo visitante. Véase este artículo sobre las resistencias al fluconazol y otros antifúngicos:

En los últimos años, se aisla cada vez con mayor frecuencia, cepas de levaduras con susceptibilidad disminuida o resistentes a los antifúngicos. La resistencia a antifúngicos puede ser clínica o in vitro, siendo la primera, consecuencia fundamental del bajo nivel del fármaco en el tejido y/o sangre, debido a una interacción entre fármacos o al severo grado de inmunodepresión del paciente. La resistencia in vitro puede ser primaria, donde la levadura es naturalmente resistente, siendo el mejor ejemplo la resistencia intrínseca que presenta C. kruseifrente a fluconazol. También puede ser secundaria, donde cepas susceptibles se transforman en organismos resistentes debido al contacto previo con el antimicótico. Este último tipo de resistencia, inusual en el pasado, es hoy el más frecuente y se observa principalmente en cepas de C. glabrata. El consenso es que la resistencia antifúngica depende de la interacción entre el hospedador, el fármaco y el hongo; sin embargo, los factores del paciente son con frecuencia los más relevantes para definir resistencia.

Artículo completo

 

Eliminación de toxinas

Todos los tratamientos que conllevan destrucción de un patógeno producen en los primeros estadios una reacción que empeora al paciente, conocida como “crisis depurativa” y que no es en absoluto ningún timo. La medicina la tiene identificada y se conoce como reacción de Jarisch–Herxheimer. Hay que ser consciente de que la muerte de la cándida produce la liberación de más de 70 toxinas, entre las que se encuentran el etanol y el acetaldehido. Éste último, que es el que produce la resaca después de una borrachera, se produce al metabolizar el alcohol, es 20 veces más tóxico que el etanol y puede ser causa de cáncer. No es de extrañar que durante un proceso de eliminación de la cándida, se produzcan tan negras depresiones. Así, cada vez que iniciamos una cura de eliminación de la cándida, nos exponemos a que nuestro cuerpo se vea inundado por estas sustancias (de las cuales las más importantes son el acetaldehido, el ácido tartárico, el indol y la arabinosa) y nos envenenen. Por eso, durante estos periodos hay que dejar de beber alcohol y beber, en cambio, mucha agua e infusiones diuréticas, que nos ayuden a depurar el cuerpo.

Sobre estas sustancias de desecho, hay que decir que son muy tóxicas y que ya pequeñas cantidades nos afectan de forma muy negativa. El ácido tartárico es una de las peores y hay estudios que relacionan el autismo y la depresión con invasiones de hongos, y con el ácido tartárico:

Patients with autism generally excrete tartaric acid in urine and it has been observed that many of these patients have accompanying hypotonia.

Ver artículo original

Otra cuestión que uno debería mirarse es el estado de salud del hígado y la cantidad de bilirrubina en sangre: hay estudios que establecen la conexión entre niveles altos de bilirrubina y la existencia de una candidemia crónica. Es decir, uno puede ser abstemio y no beber nada de alcohol, pero si sufres de candidiasis o candidemia, el hongo se encargará de que tu hígado tenga que metabolizar el etanol y el acetaldehido.  Así que, si tienes índices altos de bilirrubina, piensa que puedes ser víctima de la cándida. En mi caso, sucede exactamente eso, sin que haya una causa externa o física que me provoque la subida de la bilirrubina. A esta situación se la conoce como “Síndrome de Gilbert” y no hay explicación clara para tal cosa. Voy a darle unas cuantas vueltas a este asunto.

¡¡Este artículo ha sido leido 23604 veces!!

34 Comentarios

  1. Buenos días,
    Felicidades por el blog, se ve que has estudiado exhaustivamente y se agradecen muchísimo tus conocimientos.
    Mi pregunta es la siguiente: ¿notas claramente y sin duda una mejora emocional sustancial tras comer fermentados durante unos meses? He leído muchos de tus artículos, y veo que has pasado por muchas épocas: épocas en las que has consumido muchos probióticos, y otras en las que menos, por lo que habrás sido capaz de establecer, supongo, relaciones claras.
    Sé que no se trata sólo de comer probióticos, también de cuidarse a otros niveles (azúcares, ejercicio, reducir el estrés…), pero, si puedes, te animo a que hables un poquito sobre esa relación (comer fermentados y bienestar emocional). Muchísimas gracisa y felicidades de nuevo

    Mikel

  2. Hola Mikel:

    Exactamente y sin duda ninguna: hay relación entre mi estado de ánimo y el consumo de probióticos. Cuando llega el otoño debo empezar a tomarlos en forma de fermentados caseros. Si no lo hago o retraso su ingesta, se adueña de mí un deplorable sentimiento de tristeza.

    Como sigo en el artículo, debería estar comiendo fermentados durante todo el año, pero hasta ahora no lo he hecho sistemáticamente por varios motivos.

    El primer motivo es que he de organizarme para tener existencias de fermentados suficientes. Y busco recetas nuevas y verduras distintas con nuevos sabores, para no cansarme.

    El segundo motivo es que creo necesario poder asomarme de vez en cuando al borde del precipicio, porque estoy investigando. Y hay que arriesgarse.

    El tercer motivo es que, para establecer relaciones, hay que pasar por periodos en los que no tenga probióticos. Si no fuera así no podría comparar.

    Sobre el bienestar emocional, haré un artículo en el que explicaré más a fondo todo esto.

    Gracias a ti.

    • Hola quería preguntarte que puede ser después de 2 meses de dieta y 1 con antifungicos volví a tener síntomas incluso más fuertes de candidiasis Que puede ser???

      • No lo sé. Deberías hacerte pruebas y así averiguar lo que ocurre. Y con los resultados en la mano, hablar con tu médico acerca de ese problema.

        Saludos.

  3. Gracias por la información y por ser vulnerable al exponer tu experiencia que nos ayuda a tantos. Hace dos semanas empecé a padecer de urticaria crónica la cual en periodos anteriores me ha tardado hasta dos años y medio y luego se va como vino me gustaría saber si tienes conocimiento que esta tenga que ver con el hongo de la candida y si puedes indicarme que examenes debo hacerme para detectar la infeccion por candida. Si he notado picazón en el área vaginal en algunos momentos pero no es constante. Puedes ayudarme y gracias una vez más por tus consejos. Estoy desesperada con la urticaria porque es todo el día y noche que me pica el cuerpo y estoy lastimada por rascarme la piel. Saludos

    • Hola Isabel, yo empezaría por ir a un dermatólogo para que descarte cosas como sarna u hongos.

      Después, si no es nada de eso, continuaría con la búsqueda.

      Saludos

    • Hola, he sabido de un doctor naturista que prepara la levadura de cerveza liquida y el asegura que este hongo de la cándida no sobrevive al hongo de la levadura de cerveza pues es puro oxigeno. El problema es que no he podido adquirirlo, usted ha escuchado acerca de esto?

    • Hola yo tambien he padecido de urticaria crónica pense q era lo peor xq es bien desesperante pero si creo q tenga q ver con cándida xq tengo todos los sintomas los medicos siempre me dicen q solo se puede saber un 50 x ciento el origen pero yo estoy segura q es x candida tu eres tu medico solo uno sabe como se siente

  4. Tu artículo ha sido revelador para mi.
    Estoy luchando contra la candidiasis y tengo los mismos síntomas que describes.
    Incluso he empeorado desde que empecé con la dieta y los Antifungidos.
    La depresión es terrible y los antidepresivos y ansiolinicios apenas hacen nada.
    Estoy con sesiones de biomagnetismo también.
    Llevo dos meses con la dieta y los suplementos.
    Antifungidos naturales
    Encimas digestivas
    Limpiador epatico
    Vitaminas.
    Mis síntomas son
    Fatiga y cansancio extremo
    Dolor articulaciones espalda
    Dolor cabeza
    Insomnio
    Dolor estomago
    Picores
    Visión borrosa
    Depresión y tristeza profunda
    Ansiedad
    Miedo y pensamientos nefastos.
    Actualmente he mejorado en algunos síntomas y prevalece la depresión la tristeza con pensamientos muy negativos.
    Dolor estomago
    Dolor de cabeza
    Insomnio
    También decirte que por lo que me dijo el terapeuta la candidiasis la tengo ya muchos años en mi cuerpo.
    Además de estar tomando psicofarmacos hace años.
    Gracias de nuevo me sentía muy solo y tu artículo me ha dado esperanza.
    Y que opinas del biomagnetismo?
    Llevo solo dos meses y unas dos semanas con esta terrible depresión, decirte que hay días que estoy mejor y otros peor pero hace dos semanas mi estado emocional ha empeorado mucho y mi terapeuta me aconseja no subir los antidepresivos ni benzodiacepinas.
    Tu tomabas algo pararo la depresión?
    Gracias y un abrazo.

    • Hola Toni:

      Yo dejé de tomar antidepresivos por voluntad propia, y se lo planteé al psiquiatra, cuando ya estaba empezando a fermentar. Aún así, todavía tuve que pasar un invierno con la depresión, a pesar de llevar varios meses consumiendo fermentados. Como has leído, los efectos de la candidemia se alargaron durante varios meses debido a que tuve que eliminar las toxinas. Pero durante ese duro periodo nunca más tomé antidepresivos. Si acaso, algún Lexatín que me recetó el médico de cabecera para los días especialmente malos. Pero ese periodo duró casi 8 meses.

      El biomagnetismo no lo he usado nunca y si te doy mi opinión me parece un engaño.

      Saludos.

      • Muchísimas gracias
        Por último los psicofarmacos los dejaste poco a poco verdad?
        Seguiré con la dieta anticandidas y los productos que te mencioné antes.
        Gracias por tu opinión sobre el biomagnetismo
        Recurrí a esta terapia por pura desesperación.
        Y ya veo que voy a tener que armarme de paciencia con estos síntomas tan desagradables.
        Es curioso como he empeorado tanto desde que decidí combatirlo.
        Abrazo y a por la salud.

        • Por supuesto. Los dejé poco a poco y con mucha vigilancia. Eso siempre. Incluso te diría que si no estás seguro continúes con ellos y con el psicólogo o psiquiatra y, mientras, aumentando las dosis de fermentados durante varios meses. Y solo cuando estos hayan hecho efecto y te sientas mejor, hagas la supresión de los psicofármacos, siempre bajo la supervisión de tu médico. La famosa reacción de Herxheimer es tremenda, sí. Ánimo…!!

  5. Hola probiotico
    De ninvolucraron darte las gracias.
    Hoy hace dos meses que empecé la dieta y la medicacion.
    Llevo tres semanas mucho peor.
    Con los síntomas descritos anteriormente.
    Me han aconsejado homeopatía, tienes alguna experiencia con esta medicina?

    Pd:creo que lo peor síntomas aparte es la incomprensión de los demás y la soledad con esta maldita bicha.

    • Bueno, sí, quizás esa sensación va unida a la depresión. Pero te aconsejo que no hables de ella y menos que expliques a qué puede deberse. Experimenta y saca tus propias conclusiones. La homeopatía no la he usado.
      Ánimo, resistencia y mucha atención.

  6. Hola me podrías ayudar .Hace 2 años tuve todos esos síntomas más uno que no mencionas. Me vio un psiquiatra y un dermatologo y yo senti lo mismo que me miraba y no me creía lo que yo le decía. Pero bueno con medicamentos poco a poco se fueron desapareciendo los síntomas. Pero al día de hoy volvieron y la depresión me Está matando y no quiero ir otra vez al medico porque es una pérdida de tiempo. Lo que no te dije que yo tenia picor en el cuerpo y algo que no se explicar, como algo que salía de mi piel a veces era blanco a veces negro , era de 1 milímetro y al tacto como vidrioso .Mi pregunta es tendrá que ver con el tema ? Hasta ahora los médicos no me han podido responder y piensan que eran alucinaciones,pero no puede ser porque mande analizar y los miembros de mi flia estariano de mente también porque ellos lo vieron gracias. ESPERO TU RESPUESTA

  7. La correcta actitud.
    No se muy bien cómo explicarme. Os leo y me doy cuenta de que somos una gran familia!!
    Sin cinismos o exceso de aprensión. Vuestro relato es un patrón de acontecimientos muy actual.
    Sinceramente la vía del probiótico es un camino que debe andarse con firmeza y sin tibieza.
    En mi caso se trata de agotamiento y un pólipo de vejiga. Los síntomas psicológicos son un hartazgo de las etiquetas de la medicina oficial materialista ocupada en amputar y certificar.
    Creo que mi problema ha sido no encarar el asunto desde mi mismo, de maquillar la realidad por que era demasiado dura. No he tomado ningún tipo de psicóticos o ansiolíticos. Uso el enema de café como comodín para casi todo, y ahora mismo, una buena dosis de probiótico (kimchi de raíces) en comida y cena, a razón de un bote de 750 ml cada tres días, con excelentes resultados, eso sí, con enema diario de café.
    Básicamente he recuperado fortaleza, tanto física como mental. También una mejor capacidad de concentración y voy dejando atrás ‘olvidos’ o lapsus con mejora de la dispersión mental.
    Sorprendente!! NO.
    Los emuntorios son vías de salida para los desechos metabólicos del organismo: pulmones, hígado, bazo, páncreas, gónadas, piel, intestinos. El limpiador de la sangre es el hígado, el filtrador son los riñones, el aireador los pulmones, etc… Pero todos están en situación de jaque mate por la dieta moderna urbanita impuesta desde los poderes financieros globales: el consumo de alimentos producidos en el quinto pino, baratos, para destruir las economías locales, y en una etapa posterior de esta estrategia, elevar los precios y enriquecerse todavía más. Habrá que comer ‘bits’, porque dinero en papel no quedará (esos son sus planes).
    Dicho todo ésto, la situación empieza a mostrarse como imposible de superar. Pero es la que es. Recorrer los supermercados y las tiendas para encontrar productos asequibles y saludables es una maratón. A cada rincón un publicista, fabricante o divulgador ha aprovechado para apuntarse a la confusión.
    No tengo ninguna solución, pero viendo el problema a cara descubierta probablemente sabremos que tenemos que ayudarnos y pedir ayuda. De momento, el pilar de mi bienestar pasa por los fermentados viejos (les tomo después de un mes de fermentación) y en abundancia, cada día. He reducido los embutidos y las conservas, dejando sólo dos : sardinas en lata baja en sal y sobrasada ecológica local. He abandonado las verduras frescas y el pan, sustituidos por los fermentados y las legumbres.
    Para mí es una especie de guerra, porque al primer descuido estoy con una cesta de la compra, en nuestra cocina, y no puedo explicarme cómo he sido capaz de adquirir productos tan cargados de almidones, azúcares, químicos, lácteos y sal. No debo subestimar la mercadotecnia ni las modas de consumo.
    Mi estado es bueno o muy bueno, pero me queda trecho para llegar a un estado sano de bienestar.
    Ahora mismo las legumbres y los fermentados ya no me producen gases, y mis digestiones son muy fáciles y tranquilas.
    Ánimo.

  8. Hola !
    Gracias x los aportes…
    Estoy hace 3 años transitando con cándida y he mejorado desde q decidí dejar de seguir consejos médicos!
    Terapias alternativas y dieta estricta me están sanando.

    Casi lloro al leer la descripción de los síntomas.
    Así vengo viviendo ( con ganas de matarme)
    Y soy feliz de entender q es la candida: siempre fui muy positiva y activa: y hoy me cuesta subir una escalera.
    Tremenda patada al ego!

    Me pondré a buscar recetas y hacer mis fermentados!

    Nos amo.
    Gracias x este espacio de diálogo.

    • ¡¡Gracias a ti, Amancay…!! Espero que sigas mejorando. Los consejos médicos debes escucharlos, pues generalmente suelen ser gente muy preparada. Ahora bien, una vez oído el médico, eres libre por supuesto de decidir aquellas terapias que aplicarte. Si decides seguir los consejos médicos, estupendo, si decides hacer otra cosa, también…pero debes saber también que hacer eso supone una gran responsabilidad. Aquí solo estamos para explicar las experiencias de hacer fermentados en casa y sus efectos sobre la salud.

      Abrazos…!!

  9. Guau q buen articulo gracias xq me has dado esperanza u respuesta ha muchas dudas creo q si Dios permitio q pasaramos x esto tan feo es para q cambiemos nuestro estilo de vida y aprendamos a vivir sanamente gracias x contarnos tu esperiencia solo el amor hacia ti mismo te puede ayudar siempre con la ayuda de Dios hoy.empezare a cuidarme gracias una vez mas

    • Gracias Cristian, buen reportaje. Pues es cierto, no hay pruebas de la conexión entre las levaduras y los hidratos y el síndrome de la cándida. No hay pruebas entre el consumo de hidratos de carbono y todos los síntomas de los que hablo en el artículo.

      Sin embargo, introduciendo los probióticos mediante los fermentados y ayudando a estos en la lucha por el nicho vital (reduciendo el consumo de hidratos) yo he conseguido erradicar la mayoría de los síntomas (rinitis crónica, depresión, estreñimiento, cansancio, etc…). Mi hipótesis es que, al equilibrar la flora bacteriana, no solo los hongos tienen menos peso en los tejidos, sino que producen menos alergias. Así que, a pesar de no haber pruebas constatadas, repoblar el intestino con flora bacteriana mediante fermentados se manifiesta como una terapia positiva.

      Saludos y gracias

  10. Hola, buen día; me parecía imposible que yo me estuviera inventando todos mis síntomas, ahora que leí tu articulo, veo que no. Pase por varios estudios y en todos salí perfectamente, el síntoma que me da mas problemas es el cansancio, tengo dolor y urticaria en codos y rodillas, me analizaron de artritis y reumas y salio negativa, mi esposo no logra comprender porque siempre hay algo que me duele y que los doctores digan que estoy bien, me diagnosticaron solo colitis, sigo el tratamiento de colitis y estoy igual, hasta apenas hace poco conocí a un alphabiotico, (así me dijo que se hacia llamar), y me dijo que tengo alterado el PH, a causa de la candida albicans, asi fue como llegue a este contenido, entonces investigando me enteré que existe algo que se llama desintoxicación ionica, no se si tengas alguna informacion al respecto, que me pudieras compartir y pues nada mas que decirte muchas gracias por compartirnos esto que es como saber que no estoy sola, muchos saludos!!

    • Hola Carmelita, no sé lo que es la desintoxicación iónica. Lo miraré por si fuera de utilidad. Me alegra que te haya ayudado…!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here